809.544.7111 1.809.200.1283

 Semana Mundial de la Lactancia Materna 2018

¿Sabías que la leche materna es la “primera vacuna” del bebé?
imagen_lactancia.png
 
Del 1 al 7 de agosto se celebra en más de 170 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna, destinada  a fomentar la lactancia natural y a la mejora en la salud de los bebés de todo el mundo. 

La OMS y UNICEF señalan que la leche materna es la "primera inmunización" del bebé e incluye todos los nutrientes que un recién nacido requiere hasta los seis meses, asimismo afirman que "es una forma inigualable de facilitar el alimento ideal para el crecimiento y desarrollo correcto de los niños". 

Los lactantes alimentados con leche materna contraen menos enfermedades y están mejor nutridos que los que reciben otros alimentos con biberón, esta es una experiencia especial, singular y única en la cual desarrollarás un fuerte vínculo afectivo con tu bebé quien recibirá todos los beneficios de la leche materna. 





Contiene: 

• Factores anti-infecciosos los cuales permiten una reducción en la incidencia de enfermedades. • Carbohidratos, donde podemos citar: 
       o Lactosa, fuente de energía, favorece pH ácido intestinal que produce crecimiento de                     microbiota lactobacilar, medio ácido favorece absorción de calcio, fósforo y magnesio. 
       o Oligosacáridos, facilitan la motilidad el movimiento del aparato digestivo para desplazar               sus contenidos y la consistencia en heces. 
       o Monosacáridos, como la glucosa. 
• Así como grasas, proteínas, vitaminas y minerales, influidos directamente por la situación nutricional de la madre y sus hábitos alimenticios, relacionados a la cantidad y calidad de la leche materna. 

Es importante que la alimentación de la madre sea óptima y no alimentar el falso mito que hay que comer por dos. 

Es solo adquirir un estilo de vida variado y equilibrado, manteniendo el balance, siempre hacia lo saludable, tomando en cuenta un adicional de 400-500 calorías (de fuentes saludables) al día para mantener la energía necesaria y llevar este proceso correctamente, siempre orientándote y rodeándote de aquellos que han podido superarlo. 

Los beneficios de la lactancia materna hacen que valga la pena superar las dificultades que puedan presentarse. Esta tiene beneficios tanto para el bebé como para la madre; conlleva una mejoría de la relación madre-hijo, la cual promueve el desarrollo sensorial y cognitivo, además de proteger al bebé de enfermedades infecciosas y crónicas, como mencioné anteriormente. 

La lactancia materna es 90 por ciento determinación y 10 por ciento producción. Durante las primeras seis semanas de vida de un bebé la dedicación de la madre a la lactancia es clave, ya que el nivel de producción de leche se establece en ese período de tiempo. 

Recuerda darle el pecho a tu bebé cada vez que este lo requiera, así se estimulará y se establecerá la producción necesaria para sostener la lactancia exclusiva durante los primeros seis meses de vida. 

Cómo amamantar a tu bebé de manera exitosa 
Si estás usando la posición recostada, permite que tu bebé se agarre al pecho cuando esté listo. Si estás usando otra posición, tendrás más control del agarre que tu bebé. Sigue estos consejos.
1- Toma el seno con una mano manteniendo todos los dedos bien puestos y agarrándolo por debajo, donde cae el alambre del sostén. 
2- Acerca a tu bebé. Hazle cosquillas en el labio superior con el pezón. 
3- Espera hasta que el bebé abra mucho la boca, como en un bostezo. 
4- Rápidamente, acerca al bebé hacia el seno y el pezón de manera que el mentón le toque el seno primero y pueda tener un buen bocado del pezón y el seno. 
5- Si algo te duele, o no se siente bien, tu bebé probablemente no se esté agarrando correctamente al seno. Introduce el dedo meñique por un extremo de la boca para que se suspenda la succión. Trata de ponerlo en posición otra vez e inténtalo de nuevo. 

La leche materna es como el amor, mientras más das, más se multiplica.
​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Artículo Anterior

La varicela