809.544.7111 1.809.200.1283

 ¿Que es la Difteria?

La difteria es una infección causada por la bacteria Corynebacterium Diphtheriae. que infecta principalmente la garganta y las vías respiratorias superiores, y produce una toxina que afecta a otros órganos. 

¿Como se propaga la difteria?

La difteria se transmite fácilmente de una persona a otra, ya sea por contacto directo o por vía aérea, a través de las gotas respiratorias emitidas por ejemplo al toser o estornudar. También puede diseminarse a través de tejidos o artículos personales o domésticos contaminados. Ocasionalmente, las personas se contagian de difteria al manipular las cosas de una persona infectada, como pañuelos o toallas de mano usadas, que pueden estar contaminadas con la bacteria. También puedes transferir las bacterias que causan la difteria al tocar una herida infectada.

Signos y Síntomas de la difteria

Los signos y síntomas de difteria comienzan, generalmente, de dos a cinco días después de contraer la infección y pueden comprender los siguientes:
Una membrana gruesa y de color gris que recubre la garganta y las amígdalas
Dolor de garganta y ronquera
Agrandamiento de los ganglios linfáticos del cuello
Dificultad para respirar o respiración rápida
Secreción nasal
Fiebre y escalofríos
Malestar general

En algunas personas, la infección con bacterias que causan la difteria provoca una enfermedad leve, o bien ni siquiera presenta signos y síntomas evidentes. Las personas infectadas que no saben que padecen la enfermedad se conocen como «portadores de la difteria», ya que pueden transmitir la infección sin estar enfermos.

Difteria en la piel

Un segundo tipo de difteria puede afectar a la piel y causando dolor, enrojecimiento e hinchazón como otras infecciones bacterianas de la piel. Las úlceras cubiertas por una membrana gris también pueden ser difteria cutánea.

¿Cómo se puede diagnosticar la difteria? 

El diagnóstico clínico de la difteria se basa en la presencia de una membrana grisácea que recubre la garganta. 

El crecimiento de C. diphtheriae en un cultivo de laboratorio de material extraído de la membrana de la garganta confirma el diagnóstico. Los médicos también pueden tomar una muestra de tejido de una herida infectada y hacerla examinar en un laboratorio para detectar el tipo de difteria que afecta la piel (difteria cutánea).

Aunque se recomienda un estudio de laboratorio para confirmar los casos sospechosos, el tratamiento debe comenzar de inmediato.

Complicaciones de la difteria

Si no se trata, la difteria puede causar:
Problemas respiratorios. 
Daño cardíaco. 
Lesión a los nervios. 

Tratamiento

La difteria es una enfermedad grave. Los médicos la tratan de forma inmediata y agresiva. Entre los tratamientos se incluyen los siguientes:
Antibióticos. Los antibióticos, como la penicilina o la eritromicina, ayudan a matar las bacterias del cuerpo y eliminan las infecciones. Los antibióticos reducen el tiempo en que alguien con difteria es contagioso.
Una antitoxina. Si un médico sospecha difteria, solicitará a los Centros un medicamento que contrarreste la toxina de la difteria en el cuerpo. Esta droga, llamada antitoxina, se inyecta en una vena o un músculo.
Antes de administrar una antitoxina, los médicos pueden realizar pruebas de alergia cutánea. Se hacen para asegurarse de que la persona infectada no sea alérgica a la antitoxina.

Prevención de la difteria

La mejor manera de prevenir la difteria es estar al día con las vacunas recomendadas.
Todos los niños del mundo deberían estar inmunizados contra la difteria. Una ronda básica de 3 dosis, administradas en el curso del primer año de vida, sienta las bases para adquirir inmunidad vitalicia. Los programas de inmunización deben asegurarse de que más adelante, durante la niñez o adolescencia, cada cual reciba otras 3 dosis de refuerzo de una vacuna que contenga la anatoxina diftérica. A cualquier edad, toda persona que no esté vacunada contra la difteria, o que lo esté solo parcialmente, debe recibir las dosis necesarias para completar la vacunación.
La vacuna contra la difteria es eficaz para prevenir dicha enfermedad. Sin embargo, es posible que haya algunos efectos secundarios. Algunos niños pueden tener fiebre leve, agitación, somnolencia o sensibilidad en el sitio de la inyección después de una vacuna.
 Para los adultos, se recomienda que reciba una vacuna combinada de refuerzo contra la difteria, el tétanos y la tos ferina una vez. Luego, cada 10 años, se debe recibir la vacuna contra el tétanos y la difteria. 
Recuerda, seguir estos pasos y estar al día en tu calendario de vacunas ayudará a prevenir que tú y tu familia contraigan difteria en el futuro. Si tienes algún signo o síntoma de difteria o estas en un lugar donde hay un brote de difteria, visita tu medico más cercano. También es importante mantener las áreas de uso frecuente limpias y aislar a las personas con signos y síntomas parecidos a la difteria hasta que se pueda demostrar que no la tiene.